Fábrica abierta de creación analógica
Pere IV, 345 08020 Barcelona

Rituales iniciáticos para el consenso


Consensuar los sentidos es imprescindible para (re)establecer la mediación entre los cuerpos. Es por ello que se hace necesario aplicar una serie de metodologías o rituales que habiliten un espacio de (re)encuentros, tanto para artistas, como visitantes de las actividades, participantes, instituciones y centros artísticos, etc., en el que se dé lugar a formas de proyectar los cuerpos, de estirarlos, de conectarlos a través de los sentidos, generando formas de escucha activa que nos permitan salvar las distancias de interacción entre los cuerpos desde la seguridad y protección necesarias.

Consensuar es siempre “llegar a un acuerdo”; un consenso (con-senso = con sentido), equivale a decir “junto a todos los sentidos”. Por ello, proponemos una serie de rituales para un “consenso de todos los sentidos” que implica “trabajar con todos los sentidos” y a la vez “trabajar con los sentidos de todos y todas” respetando cómo y hasta dónde queremos participar. 

Los rituales son una forma de comunicación y de interconexión de una comunidad y permiten experimentar un sentido de lugar y pertenencia. Los cuerpos devienen espacios teatralizados cuyos movimientos colectivos permiten sentir físicamente al grupo. Asimismo, los objetos ritualizados adquieren un simbolismo con gran potencial para generar y transmitir emociones, seguridad y narrativas alternativas a las de la covid. El planteamiento de las propuestas como rituales posibilita incorporar las metodologías para el consenso en forma de ficción, ajustándose de manera natural al contexto, concepto, y/o estética del evento artístico y distrayendo de su función de prevención frente a la covid. Por su parte, el uso de la ficción potencia el papel del arte como lugar de creación y experimentación de ficciones alternativas, realidades especuladas y narrativas tentaculares, alejadas de las narrativas bélicas sociopolíticas y mediatizadas en torno a la covid.

Este paquete de rituales se centra en los primeros pasos, desde la preparación del espacio al encuentro de los cuerpos individualizados y su apertura hacia el grupo y el entorno. Se trata de ejercicios preparatorios previos al inicio de la actividad que en este contexto resultan aún más importantes, pues persiguen preparar los cuerpos que han sido sometidos a fuertes medidas de aislamiento para la transmisión de emociones, la receptividad y la participación en un contexto de seguridad.

Dado que existen infinidad de rituales posibles, en este documento hemos optado por esbozar los tipos de rituales a considerar en cada paso hacia el consenso y apuntar recomendaciones para su desarrollo. Por otro lado, el CO-rpus cuenta con un repositorio de rituales detallados (referenciados, imaginados, experimentados), disponible y ampliable mediante el CO-laboratorio.

 

Paso 0: La corporeización del espacio

El paso 0 de todo ritual iniciático para el consenso conlleva el entendimiento del espacio como extensión de los cuerpos que lo habitan (y viceversa, de los cuerpos como extensiones del espacio, en tanto que influyen sobre sus encuentros). Se hace necesaria la recuperación del espacio como un lugar seguro y confortable que, en vez de provocar miedos y establecer barreras y fronteras con los cuerpos, constituya parte de ellos, generando un continuum orgánico y fluido para su habitabilidad y movimiento. Por ello, para este paso se proponen una serie de medidas o sugerencias que tienen por objetivo preparar el espacio para su corporeización y encarnación.

 

Paso 1: El encuentro de los cuerpos individualizados

El paso 1 es el punto inicial de encuentro de los cuerpos. Como tal, resulta importante el modo en que dicho encuentro se produce, especialmente en la situación actual en la que los cuerpos están sometidos a medidas de aislamiento antes inimaginables. Así, los rituales de recibimiento, de interacción mediante el saludo, o los rituales de bienvenida toman ahora una mayor relevancia en este encuentro, al mismo tiempo que deben ser reaprendidos y renegociados. En este paso, los cuerpos individualizados se preparan para un acercamiento hacia el roce.

 

Paso 2: Estiramientos hacia lo social

El paso 2 supone el estiramiento hacia otros cuerpos. Una vez situados y  encontrados, los cuerpos necesitan acercarse hacia el roce, extenderse, disolverse, tejer lazos que los conecten los unos con los otros y con el medio que los rodea. Esta vía de exploración propone una activación de los cuerpos más allá de sus límites físicos y de los marcos mentales preestablecidos, para llegar a acercarnos, desbordarnos y traspasar la distancia y los límites del mundo en el que nos desenvolvemos con el inconsciente. 

La distancia de interacción entre los cuerpos es un aspecto que condiciona la comunicación interpersonal: por un lado, existe una necesidad de contacto físico con el otro, mientras que por otro lado se produce una necesidad de mantener unas medidas de seguridad requeridas, que además proporcionen cierta asimilación y confortabilidad. Si el con-tenernos en la distancia nos impide estar juntas, proponemos estirar nuestros sentidos y nuestras proyecciones corporales hacia otros cuerpos. 

 

 

Fábrica abierta de creación analógica
Pere IV, 345 08020 Barcelona