Fábrica abierta de creación analógica
Pere IV, 345 08020 Barcelona
El centro de creación contemporánea La Escocesa transforma su actividad en tres ejes de investigación con el objetivo de construir herramientas y soluciones para el desconfinamiento, dirigidas tanto al sector cultural como a la ciudadanía en general.
 
La Escocesa es un centro de producción artística contemporánea situado en el barrio del Poblenou de Barcelona. Definido como una fábrica abierta de creación analógica, agrupa una comunidad expandida de más de cincuenta artistas provenientes de distintos ámbitos como las artes visuales, la performance, el cine o la arquitectura.
La comunidad de artistas que compone La Escocesa comparte un fuerte interés por las tecnologías no digitales y por las formas en que los cuerpos y los materiales juegan un papel esencial en la escena cultural y, en general, en la vida. En consonancia con su filosofía y sus prácticas, el centro ha activado tres grupos de investigación para llevar a la práctica formas imaginativas pero seguras de recuperar el cuerpo en la escena cultural de los próximos meses.
El primer grupo, de naturaleza interdisciplinar, se encargará a lo largo de las próximas semanas de proponer varios paquetes de protocolos y medidas que puedan servir a centros culturales y a artistas individuales como herramientas para devolver el público a sus actividades de una forma segura. El grupo contará con el asesoramiento de personal sanitario y técnico con tal de evaluar y certificar las distintas soluciones propuestas tras haber analizado las necesidades de cada disciplina artística.
Un segundo eje de trabajo se encargará de proponer actividades que dinamicen las calles y los espacios abiertos en el momento en que se produzca el desconfinamiento progresivo. Pensado ante todo para el barrio de Poblenou pero con la voluntad de extenderse a toda la ciudad de Barcelona, el grupo imaginará formas en que el arte pueda contribuir a hacer perder el miedo a las vecinas y vecinos por volver a pisar la calle con seguridad, acercándose físicamente a las propuestas culturales.
Un tercer y último eje estará destinado, como complemento, a identificar todas las ayudas y subvenciones disponibles, tanto dentro como fuera del sector cultural, que puedan proteger al colectivo de creadoras y creadores más vulnerables ante la situación actual. Las y los integrantes de este grupo se prestarán también como reunión de apoyo a aquellas personas cuya actividad se haya visto afectada por la crisis y requieran asesoramiento.
Estos tres grupos de trabajo se han articulado como un programa extraordinario de once becas que La Escocesa ha ofrecido internamente a su comunidad, dirigiéndose especialmente a sus miembros actualmente más vulnerables. De esta forma, la propia composición de los grupos ha funcionado como una primera medida interna, contribuyendo a relanzar la actividad y a auxiliar las economías de la comunidad artística.
Mediante este programa extraordinario de becas y los ejes de trabajo que se están desarrollando a día de hoy, La Escocesa pretende ofrecer alternativas a la virtualización como única respuesta posible a la crisis del contacto entre cuerpos que deberá afrontar la escena cultural en los próximos meses. Según se vayan dibujando resultados específicos, se divulgarán por los canales más convenientes a cada paquete de medidas.
 
 
Trabajadoras de la fábrica de La Escocesa, 1912
 
 
 
Fábrica abierta de creación analógica
Pere IV, 345 08020 Barcelona